Saltar al contenido

Cambio de Dirección

Nos hemos trasladado a la siguiente dirección: www.cirugiadelhigado.com

Respuesta Caso Clínico del Mes de Febrero

La respuesta al caso clínico es C.

El examen histológico reveló un carcinoma neuroendocrino moderadamente diferenciado. Las pruebas inmunofenotípicas fueron positivas para cromogranina y difusamente positivas para sinaptofisina. La cromogranina plasmática A y el ácido 5-hidroxiindoleacético fueron normales. Leer más…

Derivación Peritoneo-Yugular

El principio de esta intervención prpopuesto por LeVeen es de inyectar la ascitis dentro del territorio venosos por medio de un cateter en donde una extremidad es colocada en la cavidad abdoominal, y el otro en la vena yugular y las cavidades cardíacas. Para evitar el reflujo sanguíneo se debe utilizar una válvula unidireccional.

La válvula es un elastómero de silicón. Esta permite un flujo unidireccional a partir de una variación de presión de 3 a 5 cm H2O. La extremidad aferente se une al cateter de silicón multiperforado que es colocado en la cavidad peritoneal (que debe estar libre sin adherencias). La extremidad eferente se une a un cateter de silicón que es colocado en la vena yugular derecha.

Se hace una incisión horizontal en la pared abdominal de 4 a 5 cm en el borde inferiro del hígado, justo sobre el borde externo de la vaina de los rectos abdominales. El músculo no es seccionado, pero es separado hacia la línea media. La pared posterior de la vaina es abierta unos 2 cm aproximadamente. Se incide el peritoneo. Debe traccionarse la pared para evitar que salga la ascitis.

Se introduce un tubo aferente dentro de la cavidad peritoneal. Se realiza un sujete con hilo no reabsorbible que cierre el peritoneo y la pared posterior de la vaina de los rectos alrededor del tubo. La válvula se coloca por debajo de los músculos. Leer más…

Caso Clínico del Mes de Febrero

Los invito a participar en el caso clínco del mes de Febrero. Participe aquí.

Preservación de Órganos–Parte VII

Soluciones de Preservación

Dos requerimientos necesarios para una solución de preservación ideal son: 1. moleculas impermeantes que supriman el edema celular inducido por la hipotermia y 2. un ambiente bioquímico adecuado. Los impermeantes son agentes que permaneces fuera de las células y que son suficientemente activos osmóticamente para retardar la acumulación de agua en la célula.

Riñón, Hígado y Páncreas

Hasta hace poco, la solución primaria para el almacenamiento de los riñones era la solución Euro-Collins. Su formula provee un ambient hiperosmolar con una composición electrolítica similar a la intracelular que pretende reducir el edema celular. En combinación con la hipotermia, los riñones pueden ser almacenados en esta solución por 36-48 horas antes de la transplantación.

En la década de los 80’s, el advenimiento de nuevos agentes inmunosupresores como la ciclosporina, hicieron posible que órganos extrarrenales pudieran ser transplantados con éxito. Esto hizo que fueran necesario métodos más seguros de preservación.

Las limitaciones de la isquemia fría de hasta 8 horas para el hígado y páncreas significaba que los equipos del donador y receptor tenían que estar muy bien coordinados. Se realizaban operaciones complejas que requerían múltiples equipos de soporte organizados con exactactitud en medio de la noche y los cirujanos empezaban las cirugías en condiciones de fatiga. Leer más…

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.